O el lado incierto de los negocios

Ingeniería Blanda


PROYECTOS DE INVERSIÓN, JUDICIALIZACIÓN Y DEMORAS ¿LAS CAUSAS?

Posted on March 20, 2014 by jaime

En los últimos años ha cundido la percepción entre el empresariado, que cada día es más difícil realizar proyectos de inversión importantes, debido a la creciente oposición de diversos grupos de personas que “se oponen” casi a todo. Ahí están los proyectos de centrales termoeléctricas, hidroeléctricas, proyectos inmobiliarios, mineros, etc.
Y se habla de la “judicialización” de los mismos. Esto es, a pesar de haber cunplido con los trámites de un Estudio de Impacto Ambiental de acuerdo a la ley, igual son demandados por la ciudadanía mediante recursos de protección que paralizan los proyectos.
Sin duda que en algunos casos, se puede buscar la causa en las autoridades (Barrancones pasará a ser un clásico); o en algunos casos de individuos efectivamente reticentes a cualquier desarrollo.
Pero hay otra causa del fenómeno que no ha sido analizada en detalle y que, a mi juicio, representa más del 90% de los casos de paralización de proyectos de inversión: las fallas de las propias empresas en el planteamiento y desarrollo de los proyectos mismos.
Me impresiona la falta de capacidad de autocrítica mostrada por el sector empresarial en general frente a este aspecto.
Muchos de los proyectos paralizados actualmente tienen sus causas en malos diseños iniciales; deficientes estudios de impacto ambiental que deja abierta puertas fácilmente atacables con posterioridad, y una pésima preparación del proyecto y de la comunicación sobre el mismo con las comunidades involucradas. Realmente se piensa que se puede seguir desarrollando los proyectos como hace 5 o 6 años atrás, y no se dan cuenta que el contexto social de los mismos ha cambiado fundamentalmente. Ya no bastan las meras compensaciones, ni los computadores en las escuelas, ni las capacitaciones con el vecindario, ni menos la pura generación de mano de obra. Hoy se advierte una clara manifestación de la ciudadanía por una mejor calidad de vida, y ello implica las prácticas empresariales frente a estos proyectos, desde su diseño inicial hasta su concreción y operación.
En vez de mirar tanto por la ventana para buscar las causas de este fenómeno, sería bueno que las empresas se miraran más frecuentemente al espejo. Hay muchas cosas que no las están haciendo bien.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.




↑ Top